Suscríbete

Si quieres recibir las actualizaciones de Sexológicas en tu bandeja, suscribete aquí

Etiquetas
Archivos

Entrevista al sexólogo Pedro Rondón Navas. Parte I – Mitos sexuales

17-10-2014   /    1
Califica este artículo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading ... Loading ...

ENTREVISTA DE MUNDO KHAMIRA, ESPAÑA:

Pedro Rondón Navas, sexología. Muy buenas Doctor, hoy vamos a hablar de este tema tan interesante que son los mitos y antes de centrarnos en ellos, nos gustaría preguntarle ciertas cosas para ver cómo éstos han evolucionado (si es que lo han hecho) con el paso de los años en su país.
Si cierra los ojos y recuerda sus tiempos de juventud. ¿Cuáles eran los dos o tres mitos más comunes que había en esa época?
La masturbación y sus efectos negativos: estudié en un colegio religioso donde nos decían que era pecado, información corroborada por la familia y uno se sentía culpable si lo hacía y obviamente no lo dejábamos de hacer aunque nos sintiéramos mal después. El coito pre conyugal y las novias. Uno podía ir con prostitutas pero no con las ¨señoritas decentes¨. Había distintas clases de chicas, unas que llegaban al manoseo de genitales, otras que permitían el coito y las enamoradas que de los besos no pasabas.
La virginidad era el don más preciado, esto incluida sangre y dolor en la primera relación, de lo contrario no era virgen y los accidentes donde el himen podía romperse no eran válidos.
¿Cómo los encaró usted? Es decir, ¿supo que eran falsos al estudiar sexología o lo supo con anterioridad?
Algunas cosas las aprendí antes de estudiar sexología, cuando estaba terminando el colegio, a través de la lectura y conversaciones con primos mayores. Pero el estudio de la sexología fue determinante para romper muchos mitos sexuales.
¿Diría usted que siguen siendo los mismos mitos sexuales los que existen ahora y los que había antes?
Son parecidos aunque ahora hay mitos nuevos como los que giran alrededor del Viagra, alcohol, drogas como potenciadores de la respuesta sexual, también los mitos sobre el VIH y el SIDA. Otros se mantienen como los efectos negativos de la masturbación y las conductas sexuales de los niños o del rol del hombre y la mujer en las relaciones sexuales.
¿Cuáles, según su experta opinión, son los mitos actuales que más cohíben a las mujeres y por qué?
Las relaciones oro genitales (boca pene) por ejemplo es un mito arraigado, se asocia con lo humillante y sucio, que es un acto de sumisión. No cumplir con los cánones de belleza porque las mujeres se comparan con los patrones que ven en la televisión y otros medios y si no son como ellas piensan que sus parejas las verán mal. Las relaciones anales porque son una perversión y son vistas en forma similar a las relaciones oro genital.
Tomar la iniciativa en una relación sexual porque sus parejas van a pensar que aprendió con otro y por tanto le ha sido infiel, cuando lo que sucede es que el hombre, generalmente, se asusta ante estas situaciones.
¿Y a los hombres?
Temor a no dar la talla. El mito del hombre considerado como un gladiador en la arena en el momento del coito genera mucha ansiedad. Es como ir a dar un examen donde evaluarán su rendimiento pero sexual. Temor a perder la erección, sobre todo cuando las mujeres esperan coitos de media hora o más y él sabe que eso no va a suceder pero no sabe que no sucederá porque no es fisiológico que una persona pueda durar tanto tiempo en el coito. El mito del tamaño del pene y las expectativas de la mujer ante el mismo.
Quizás en nuestro país, aquí en España, los mitos sexuales más comunes son distintos a los que hay allí. Me gustaría que nos diera su opinión y nos comentara el porqué de que sean los mismos o el porqué de que no lo sean. Nosotros destacaríamos como mitos en España los siguientes:
Muchas chicas creen que se pueden quedar embarazadas por hacer sexo oral y que el chico termine en su boca.
La masturbación femenina no es saludable.
Cuando se está casado se tiene menos sexo.
En varias conferencias en diversas facultades dictadas en universidades me he topado con esas preguntas, incluso en la facultad de veterinaria y psicología. Son mitos creados por la sociocultura, que al final es quien rige la conducta sexual diciéndote lo que es correcto o no en materia de comportamientos sexuales. La causa de esto es la falta de información sexual. Generalmente en las escuelas no hablan de sexualidad porque los maestros no se sienten preparados para ello y en la familia tampoco porque esperan que los hijos pregunten y eso no va a suceder. La ignorancia fomenta la existencia de mitos.
Nos choca mucho el mito primero que le hemos comentado, el del sexo oral, porque se supone que con catorce o quince años, en España, ya saben las chicas como pueden quedarse embarazadas y, además, saben algo de anatomía. Si tienen estos conocimientos, ¿por qué no aplican simplemente la lógica? ¿A caso el mundo del sexo es tan tabú que hace que veamos cosas que no lo son, más por miedo que por desconocimiento?
Por lo mismo que te dije anteriormente, la información que te dan en las escuelas se ciñe a la anatomía genital pero no a la fisiología ni a la respuesta sexual en sí. Te enseñan el llamado “terrorismo sexual”: lo que tiene consecuencias negativas como infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados, incluyendo el VIH SIDA, pero no te enseñan por ejemplo los cambios genitales y extra genitales de la respuesta sexual ni lo placentero y disfrutable que es el acto sexual. Es urgente la formación en comportamiento sexual en la curricula de los educadores y en los programas de educación sexual. Las clases de educación sexual deben ser atractivas y realmente enseñar sexualidad, de lo contrario los alumnos las seguirán viendo como clases de anatomía a las cuales no les prestarán atención y nada más.


Pedro Ernesto Rondón Navas

Acerca del autor

Pedro Rondon es un licenciado en Psicología con un Magister en Ciencias Orientación en Sexología y estará más que contento en responder tus inquietudes de sexualidad.

Hacer una pregunta

  • Grillo

    Hola doctor. Interesantes sus aportaciones en el tema de la sexualidad. Deseo saber si tiene libros de su autoría, qué títulos y cómo podría adquirirlos.
    GRacias.

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann